lunes, 16 de julio de 2012

EL CRIMEN PERFECTO

Por: Pamela Figueroa




 

¡OHHH! ¡QUE DOLOR! ¡QUE GANAS DE MORIRME TENGO!

Han pasado 3 años desde que te fuiste... y todavía te extraño... quisiera que todo fuera como antes... tú en casa... disfrutando de nuestra compañía y de nuestros hijos...

Pero que dolor ¡Ya no estás!... estoy sola... con mis hijos que hacen por momentos que me olvide de ti... pero tu recuerdo siempre está presente...

Quisiera morirme... pero no puedo... veo a mis hijos... y pienso quien los cuidará... quien los querría más que yo... no, no... no es justo para ellos...

Y tú estarías feliz de mi muerte ya no te sentirías mal por tu traición... y disfrutarías mejor tu nuevo amor...

No... no soy tan buena, para darte esa felicidad... no te mereces que yo sea buena... por lo que he decido que no seas feliz nunca mas... que pases de dolor en dolor para que sientas lo que yo siento... y nunca más vuelvas a hacerme daño...

Hoy he decidido que debes sufrir... hoy he decido que nunca más vas a ser feliz.... tengo que pensar cómo hacerlo... no solamente decirlo... ¡Hoy comienza mi venganza!...

Voy a seguirte a ver qué es lo que haces... todos los días...

Lunes 8 am... me dirijo a la casa de Luis...

Llegué tarde ya había salido para su trabajo...

9: 15 me parqueo y me dirijo al edificio que esta frente de su oficina... Subo al ascensor, al piso... 12... hay muchas oficinas... toco todas las puertas haciéndome como que busco a alguien... para encontrar la que voy a usar para espiarlo...

Encontré la oficina... la 1205... era la adecuada... en la recepción estaba una jovencita sin experiencia...

Y haciéndome la perdida le pregunté ¿De qué es ésta oficina, niña?...

Ella me respondió: de compra y venta de oro...

Ahhh... ya... gracias...

¿Que oficina busca?... me dijo...

La que necesitan una asistente... le respondí

No... no sé... tal vez sea la siguiente...

Bueno, muchas gracias... le dije...

Encontré la oficina perfecta pero cómo le hacía para ir todos los días sin levantar sospechas... me daba vueltas en el pasillo buscando posibilidades... pero nada se me ocurría... pensaba y pensaba... ¿qué puedo hacer.....? ¿Qué puedo hacer?...

Me arme de valor y regresé haciendo como que me interesaba comprar o vender oro... le pregunté a la señorita ¿A cuánto compran el gramo de oro aquí?... e inmediatamente me dio los precios... cuando terminó, le dije que por favor me los anotara en un papel para no olvidarlos...

Me acerque disimuladamente a la ventana, tenía película oscura, nadie me podía ver de afuera y lo más gracioso es que vía todos los movimientos de Luis... era el sitio perfecto... pero como lo hacía para quedarme..

Mientras me rompía la cabeza pensando cómo quedarme... el destino me reservaba algo mejor. En ese momento llegó el dueño de la oficina y le preguntó a la recepcionista si alguien había ido por el anuncio de vendedora...

....y la chica respondió... No... nadie ha venido aún...

Al escuchar esto yo le dije... yo, yo quiero trabajar...

El Señor se alegró mucho y me hizo pasar a su oficina

y comenzó a explicarme lo que tenía que hacer...

A parte de la compra y venta de oro, también vendían bisutería fina y estaban contratando a mujeres que pudieran invertir y vender las joyas... yo hice como si estuviera interesada... y acepté inmediatamente...

Como requisito tenía que invertir $ 300,oo por lo que me dieron un lote de joyas envuelta en un paño de terciopelo ese día comencé a trabajar. Al principio no me gustaba esto de las ventas, pero me daba la oportunidad de poder desplazarme por muchas oficinas haciéndome la tonta queriendo vender las joyas logrando así vigilar de cerca a Luis que ese era mi cometido principal...

Digamos que esta venganza me ayudó a recaudar cierta cantidad de dinero que no esperaba, encontré un trabajo que no tenía planificado y puede hacerme de unos altos ingresos propios... estaba feliz por ello...

En cuanto a Luis lo tenía perfectamente vigilado sabía todo lo que hacía en su oficina el horario que cumplía... sus horas de entradas y salidas; por ejemplo a la hora del almuerzo bajaba e iba a un restaurante cercano donde ya era conocido y pedía sopa del día y ensalada con pollo o carne o cerdo... no era muy estricto comía sencillo para mantener el peso...

Los Jueves después del trabajo jugaba tenis en una cancha cerca de su casa, con los amigos de siempre y los sábados fútbol hasta la noche y luego al cine con su amante...

Los domingos visita a los suegros hasta las 6 de la tarde y luego donde sus papas... hasta las 8 o 9 de la noche...

Uno que otro sábado salían a algún cumpleaños de amigos, o se reunían a conversar...

Luis no tomaba porque le provocaba ir al baño a cada rato y se pasaba con un trago toda la noche... bueno eso ya lo sabía pero últimamente se le había empeorado esa situación... Nunca se le ocurrió ir al médico por este motivo...

Lo vigilé 3 meses... que prácticamente fueron un aliciente para mi vida... ganaba dinero e hice amistades que me ayudaron con clientes y pude mantener un negocio del cual no conocía nada...

Ello conllevaba a tener dinero por lo que pude darme lujitos que quería darme desde hace mucho y no podía porque no había presupuesto cuando vivía con Luis...

Con el dinero que recibía por los chicos y mi sueldo pudimos llevar una vida digamos de clase media alta porque con la venta de las joyas triplicaba mis entradas... Por lo que decidí cambiarme de casa a un lugar mejor y darme una vida diferente a la que vivía con Luis.

Comencé a salir de viaje con mis hijos... paseábamos y la pasábamos muy bien... Ya no extrañaba tanto a Luis... La verdad que esto de seguir a Luis para mí fue de gran ayuda mental y económica...

Pero mi deseo de venganza seguía latente por lo que seguí con mi plan. Pasé a vigilar a su amante... Karina...

Ella salía de su casa a las 9 de la mañana para ir a su trabajo era vendedora en una de esas empresas que venden ropa por catálogo... era líder de un grupo... se reunían los jueves desde las 10 de la mañana hasta las 12 del día...

Así era su día captando personal para las ventas y enseñándoles cómo era el método de trabajo... se pasaba hablando y hablando con esas personas... que aburrido la verdad es que este sí que es el trabajo más aburrido que alguien pueda tener... me inscribí en uno de los grupos para poder seguirla... Sin abandonar claro esta, mis ventas de joyas...

Karina era la típica mujer de clase baja queriendo subir y se había esforzado mucho para estar donde estaba y cuidaba muy bien de su trabajo, de esta forma obtuvo todo lo que tiene un carrito de segunda bien cuidadito una vida supuestamente tranquila... amigas de la misma clase que ella con la sabiduría que les da las ganas de salir de la pobreza.

No sé cómo a ella le iba tan bien, si las ventas eran malas, con los grupos más antiguos, siempre discutía... porque no les daba la mercadería a tiempo...

Uno de esos días se armo un problema muy grande... la ¡descubrieron!

Ella había comenzado a trabajar hace 3 años y un nuevo gerente al recibir las cuentas descubrió muchos faltantes por lo que le pidieron una contabilidad de su mercadería que por su puesto ella no pudo mantenerse en su verdad ya que los papeles no la apoyaban.

Le salió todo lo ruin y mala gente que puede ser una persona por dinero...

Había estafado a mucha gente, se había comprado un carro nuevo y yo me preguntaba ¿de dónde? si gana tan poco... ¡Que ladrona!... pero en fin ese es su problema...

El dueño de la empresa la boto sin más miramientos... y diciéndole que de las gracias por no denunciarla... me alegre mucho no era la mujer abnegada y trabajadora que me la pintaba Luis sino una vil ladrona... ¡como me alegre!

No salió de la casa por muchos días... al bobo de Luis me imagino que le inventó algo...

Después me enteré por uno de mis hijos que le había dicho que salió porque tenía demasiado trabajo y estaba sufriendo de stress... qué risa me dio...

Bueno pero no le dije nada a Luis que siga viviendo su fantasía ya llegará la hora de la venganza...

Pasaron los días y los deseos de venganza se iban diluyendo poco a poco... ya no quise hacerlo mas... Como me iba bien en mis ventas hasta pude poner un local. Mi vida cambió totalmente

Hasta que cierto día que salí a comprar unas láminas para un trabajo de mi hijo... vi a Karina... y la sigo...

Estaba en pleno centro de la ciudad... yo sola y ella acompañada... parecía un vendedor... no pensé mal en ese momento porque como ella trabaja con ese tipo de gente... la seguí solo por curiosidad...

Iba en dirección sur oeste y me pregunté ¿a dónde irá esta mujer? manejaba el carro del padre de mis hijos no se dio cuenta que la seguía a pesar de que iba muy pegada a ella. La calle estaba muy traficada era casi la hora pico y hubo un momento que estuvimos juntas pero ella iba tan entretenida que no se dio ni cuenta de quién era yo...

Al llegar a cierta calle donde el tráfico era escaso bajó la velocidad y frente a una puerta que decía garaje con letras inmensas ella hace sonar el clapson y la puerta se abre.

Esperé a que entraran... y unos minutos después yo hice lo mismo... ese lugar era nada más y nada menos que... un motel... filas y filas de cortinas cerradas... manejé despacio y casi al llegar al final... los encontré...

El hombre la tenía contra el carro y la besaba apasionadamente logré tomarle unas fotos pero unos guardias me dijeron que siguiera...

Cuando vi eso me sentí la mujer más feliz del mundo... tenía las pruebas y me decía al fin Luis va a volver conmigo... yo feliz lo primero que hice fue guardar las fotos en mi computadora... eran nítidas y el perfil de Karina era indiscutible...

Una vez más volvió la sed de venganza... era casi incontrolable... llamé a Luis y le dije lo que había visto... por supuesto que no me creyó... me moría de rabia... y le dije que tenía pruebas... y quiso verlas y le dije ven a verlas...

Mientras lo esperaba abrí mi facebook para publicar las fotos... Pero me puse a leer unos pensamientos que una amiga había publicado y uno de ellos decía...

" LOS CACHOS QUE MAS DUELEN SON LOS QUE NO SE SABEN"...

Esa frase me hizo recapacitar y me dije: es cierto... yo fui la última en enterarme de la infidelidad de Luis... nadie me dijo nada... cuando Luis se fue, comenzaron los amigos a ponerme al día...tuve que dejar de hablarles para no seguir enterándome...

Cuando llego... me pidió las fotos... le dije que era mentira que sólo quería verlo... me insultó me dijo mentirosa y todos los osas... Yo era la persona más malvada en este mundo para él.... Nunca más lo volví a ver... nunca más entró a la casa...

Y así pasaron 10 años y él sigue con ella... nunca le enseñé las fotos de Karina.

Mis hijos ya crecieron son universitarios, el mayor anda enamorado... queriendo casarse...

Luis tuvo un hijo con Karina... fue el dolor más grande que me causó... ya no pude continuar con mi venganza ¿Quién cuidaría a ese niño? si le faltan sus padres.

Pasaron 5 años mas... ya soy abuela mi hijo mayor se casó... soy feliz con ellos, ver lo bien que están en sus vidas... Física y mentalmente...

Todos los días agradezco a Dios por lo feliz que he sido durante todos estos años...

Una noche mi hijo mayor llamó por teléfono... para contarme que su padre está muy mal de salud... que tiene Cáncer y está muy grave...

Ya tengo 45 años y aun me siento joven, con deseos de vivir, de conocer a alguien especial, a un amigo, a un amante que me haga sentir que soy una mujer... con deseos, con defectos, con virtudes...

Conocí a alguien especial y desde ese día nunca más nos separamos...

Un día mis hijos me dijeron que Luis quería verme... que quería hablar conmigo... yo le dije que no tenía nada que hablar con él... que todo estaba dicho...

Mi hijo me mostró una foto de su padre en el hospital... El es un hombre de 50 años el de la foto no era el Luis que yo conocí... era un anciano de 100... me quedé aterrada...

Ante la insistencia de mis hijos tuve que ir... Cuando llegué al hospital la sensación de muerte la sentía por todos lados...

Cuando lo vi... el asco y las nauseas me hicieron retroceder... apestaba la habitación me pusieron una mascarilla para menguar el mal olor...

Ahí pude entrar... cuando Luis me vio lo primero que dijo fue pedirme perdón por lo que me había hecho...

Mirándolo a los ojos le respondí:

No tengo nada que perdonar... Yo te doy gracias... porque me libraste del dolor de verte morir poco a poco... porque no soy yo la que va a limpiar tus suciedades ahora que estás enfermo y no voy a ser yo la que las huela... Yo te estoy más que agradecida porque yo no hubiera soportado verte en este estado todos los días amándote como te amé... Gracias por dejarme porque encontré a una persona que me ama con todos mis defectos y realza mis virtudes... me hace sentir importante y amada... y qué te tengo que perdonar... si después de ti, tuve otra vida y sobreviví... no te necesité... y todo lo bueno que me ha pasado ha sido gracias a ti...

El silencio inundó la habitación Luis permaneció callado mientras hablaba... cuando terminé me di cuenta que había cometido el crimen perfecto.

Mis manos no se ensuciaron, el dolor y la frustración se reflejaron en sus ojos...

Cuando salí de ahí me sentí tan bien... Muchas veces había planeado matarlo... pero nunca pude... después me olvidé y seguí con mi vida... realmente no hice nada... Cuando me dirigía a subirme al carro vinieron a mi mente estas palabras: "Siéntate en la entrada de tu casa y veras pasar el ataúd de tu enemigo"....




1 comentario:

Deja tu comentario........ me interesa.