miércoles, 19 de enero de 2011

COMO FINGIR LA VIRGINIDAD

Por: PAMELA FIGUEROA

María es una chica hermosa de ojos castaños y cabellos largos ensortijados tiene apariencia de niña tímida, sus ojos reflejan dulzura, su piel es blanca y tersa, aunque no es muy estudiosa, tiene muchos amigos.

Ese día llevaba puesto un vestido fucsia de tiras y zapatillas plateadas, su cabello ensortijado rozaba sus hombros.

Estaba sentada fuera de la dirección junto a otros chicos esperando a la directora, quien le diría si habían aprobado o reprobado el año.

Sale la secretaria, mujer de unos 50 años con gafas vestida de poliéster gris, dice:

* María Pérez puede pasar.


María se levanta, camina despacio hacia una puerta de vidrio que dice Dirección
Da unos golpes a la puerta y una voz de adentro le dice:

* Adelante.

Entra y se encuentra con la mirada de una mujer de carácter fuerte vestida con una blusa blanca, falda negra y peinada con un moño que le hacía ver su amplia frente. Y dice:

* Siéntese señorita Pérez
* ¿Quiere saber sus notas?

María con voz tímida y sin mirarla a la cara responde

* Si

La directora responde:

* Tengo una noticia no grata para usted, ha reprobado y va a tener que recuperar sus notas en vacaciones... Buenos Días… puede retirarse.

María sale de la Dirección triste y a la vez un poco enojada. A fuera la esperaban sus amigas que le preguntaron

* ¿Que pasó? ¿Reprobaste?

María solo hace el gesto de perdedora, los pulgares hacia abajo con una mueca en la cara y sigue caminando hacia la salida del colegio

Las amigas preguntan:

* ¿Que vas a hacer?


Maria responde:

* Ir a verme con René

Las amigas dicen en coro:

* Haz bien lo que tengas que hacer y hazlo bien. En eso tu eres “maestra” nos cuentas mañana

Todas se ríen

Mientras tanto René estaba afuera del colegio junto a su carro rojo descapotado recostado sobre la puerta del acompañante vestido con un Jean apretado y una camiseta negra que le hacia ver sus pectorales bien delineados.
María se acerca y abre la puerta del carro. Se saludan con un fuerte abrazo y un beso
María entra al carro se sienta a lado de René y se pone sus gafas oscuras y le pregunta:

* ¿A donde vamos?

René le responde:

* A un lugar discreto y hermoso

María dice

* Esta bien, vamos

Luego de rodar por unos minutos llegan a un motel.
René sale del carro y le abre la puerta a Maria

Caminan hacia la recepción
Donde le piden identificación a René, la cual saca de su billetera color café

* ¿La identificación de su acompañante? … por favor

René contesta

* Se le quedó en casa.

La recepcionista hace un gesto de quemeimportismo y aprobación, le entrega las llaves de la habitación # 111

Se dirigen al dormitorio, René abre la puerta, entran.
René pregunta:

* Que te parece la habitación

María responde tímidamente:

* Esta bonita

René se sienta en la cama, se saca la camisa y los zapatos
Mientras María observa.
René dice:

* Ven siéntate a mi lado

María se acerca, se sienta en la cama con las manos cruzadas en las faldas y René pregunta:

* ¿Que pasa? ¿Tienes miedo?

María responde:

* Estoy nerviosa


René dice:

* No tengas miedo no te voy a hacer daño

Maria sonríe tímidamente.
René pone el brazo sobre su hombro, tomándole la mano la acerca hacia él, mirándole a los ojos le dice:

* Dame un beso

María acerca sus labios a los de él y le da un beso
René dice:

* Dame uno mas apasionado

María responde:

* Enséñame tú

René la recuesta sobre la cama y la besa apasionadamente, luego baja al cuello y poco a poco le va sacando las tiras del vestido fucsia,
María dice:

* Espera aún no

René susurra al oído:

* Déjate llevar mi amor… Tranquila

María dice:

* Espera es que estoy nerviosa

René dice:

* Tranquila mi amor relájate y disfruta de nuestro amor

María no se siente segura de lo que hace y sigue negándose… dice:

* Espera, espera, aun no

René consigue sacarle toda la ropa
María apretaba las piernas y no dejaba que René avanzara en su propósito… pero era inútil… María no pudo mas… sucedió lo que tenía que suceder y con un grito entre dolor y placer culminaron.
René, cerrando los puños en señal de victoria, dice:

* Yes, yes yes

Y María esconde su cuerpo entre las sábanas
René pregunta:

* Fue tu primera vez

Maria aparentemente avergonzada y agachando la cabeza responde:

* Si

René se alegra… salta de felicidad.

Se quedan recostados un rato en la cama y ninguno emite sonido, hasta que René se le acerca y le pregunta

* ¿Como estas? Y le da un beso en la frente
* Bien le responde Maria


Al día siguiente, las amigas de María van a su casa y entran al dormitorio y se acuestan en la cama y le preguntan:

* ¿Qué pasó? ¿lo hiciste? ¿Te preguntó si eras virgen?

María. Entre felicidad y carcajadas dice:

* Si lo hice y cuando me preguntó si era virgen dije que sí.
* Y se lo creyó el muy bobo, no dudó ningún momento y comenzó a gritar yes yes yes.

Y todas se rieron a carcajadas, burlándose de René,

René en otro lado estaba con sus amigos contando su hazaña de haber estado con una virgen pero cuando dijo el nombre de la chica todos se le burlaron porque ellos sabían que ya María no lo era.

Por lo que René fue la burla del día y esto lo enojó mucho y se dirigió a la casa de María

Y le preguntaba con gritos a María y pateaba las llantas de su carro….

* María ¿por qué me mentiste?


Mientras que María y sus amigas se burlaban desde adentro de la casa.

6 comentarios:

  1. Es placentero leer porque son cosas cotidianas que sucedió cuando uno es joven, nos lleva a otro tiempo a recordar, me gusta como las describes parece real. Hermoso cuídate besos Gus...

    ResponderEliminar
  2. ¿Será que un hombre no pueda darse cuenta de que una mujer no es virgen? No se me parece algo utópico.

    ResponderEliminar
  3. Entonces si es algo qe se puede llegar a fingir?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero por supuesto y hay muchos hombres que se creen expertos en reconocer si una mujer es virgen y no saben nada, lo único que saben es introducirlo y tener un orgasmo. Y satisfacerse ellos y luego que terminan le preguntan ¿eras virgen? y por supuesto que la susodicha dice que si y ellos felices porque se han acostado con una virgen que por supuesto después ni se acuerdan como fue pero como la chica le dijo que fue el primero están felices. A mi personalmente no me ha pasado pero he tenido amigas terribles, que han tenido un largo historial y los esposos han caído vilmente en su juego y cuando nos reunimos a conversar nos morimos de la risa porque ahora que vamos rumbo a la vejez los esposos creen aun que se casaron con mujeres vírgenes.

      Eliminar
  4. Claro que se puede fingir es cuestión de ser una buena actriz, no ser virgen es muy marginado en la sociedad, por eso algunas mujeres mienten. Personalmente me encontraba en una situación así iba a casarme y mi esposo exigía virginidad, tuve que fingir y pues llevamos 3 años de matrimonio somos muy felices y pues mentí por amor, y por cuestiones religiosas. Ademas un hombre no debe saber todo sobre una mujer!!!! Éxito si alguien quiere fingir su virginidad!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es verdad muchas veces por cuestiones religiosas sucede y todavía hay hombres que quieren que sus esposas sean virgenes... pero ya quedan muy pocos y en mi tiempo si que se embaucó a muchos hombres que creen que ellos fueron los primeros de sus mujeres...

      Eliminar

Deja tu comentario........ me interesa.